domingo, 12 de marzo de 2017

LAS REGLAS DEL JUEGO

Mi nombre es Cristian PENNA y soy docente del departamento de derecho penal de la Facultad de Derecho de la U.B.A. El profesor a cargo de la materia es Alberto BOVINO y a su pedido estaré al frente del curso de este cuatrimestre.

El resto del equipo de docentes (quienes año tras año acompañamos a Bovino) está conformado por: Edgardo SALATINO, Mauro LOPARDO, Roberto CAMPO, Florencia GEREZ y Florencia MACIEL. También nos acompañará una o dos clases Diego MORALES, Director del Área de Litigio y Defensa Legal del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS).


El trato informal con que pretendemos llevar adelante el curso no significa que nos faltemos el respeto. Es una regla básica en este curso que nosotros los respetemos y los escuchemos, para eso estamos. Lo mismo rige para ustedes.

El trato informal, por otra parte, no significa que hablemos como si estuviéramos en un bar. Estamos en la universidad y se les exige que hablen con claridad y con el lenguaje propio del área jurídica que estudiaremos. El “tipo” es el tipo penal, no una persona. Lo mismo para cualquier tipo de grosería o de expresión sexista o discriminatoria.

Trataremos de promover un fuerte debate de las cuestiones que serán objeto del curso. Pero debatiremos ideas y no debemos hacer personal la discusión. En el curso no pretendemos evangelizar a nadie sino, simplemente, que se pongan al tanto de opiniones que quizá no sean muy frecuentes en los laberintos de los tribunales.

En este curso repasaremos y profundizaremos el sistema de garantías que regulan la aplicación del derecho penal en sentido amplio, y trabajaremos con la ayuda de un blog. En él encontrarán el programa de la materia en un cronograma que establece el contenido de las clases y las lecturas para cada una de ellas. También aparecerán tareas a realizar entre las clases, como la que tienen en una de las entradas de este blog. Todos tienen la obligación de estar pendientes de lo que subimos al blog hasta 24 horas antes de la siguiente clase, pues es posible que agreguemos o indiquemos una lectura adicional. Es decir que deben revisar el blog 24 horas antes de clases, pues los domingos y los miércoles podremos subir material o indicaciones hasta las 20.

Les daremos el material de lectura para cada clase de distintas maneras. En el blog podrán encontrar algunas lecturas y, también, enlaces a material que está en otras páginas —v. gr., el trabajo “Contra la legalidad”—. Parte del material les será enviado en formato digital a una casilla de correo que hemos creado para ustedes, o será incluido en la carpeta compartida a la que podrán acceder a través de esa cuenta de correo. Nosotros no revisamos esa casilla, así que no nos escriban a esa dirección porque no leemos los mensajes. Cuando les enviamos material, tengan cuidado de no borrar los mensajes al descargar los documentos enviados, piensen en sus compañeros. Por último, una pequeña parte de los materiales será dejada en una fotocopiadora.

La contraseña del correo se las daremos en clase. Aquí están la dirección del blog y la dirección de correo:
cursogarantias2017@gmail.com

El blog también está destinado a que ustedes suban algunas tareas, o el material que quieran, siempre que esté relacionado con la materia. En la sección llamada “Preguntas y comentarios”, ustedes pueden hacer todas las preguntas que deseen. Ése es el lugar para evacuar todas las dudas, así todos pueden ver las respuestas.

El curso se divide en dos módulos. En el primero de ellos veremos el bloque de constitucionalidad tal como quedó articulado a partir de 1994, el papel del derecho internacional de los derechos humanos, la restricción y suspensión de derechos fundamentales, el principio de legalidad, el principio de culpabilidad, el concepto de derecho penal de acto, el principio de lesividad y el principio de protección de bienes jurídicos.

Al finalizar este módulo tendremos una evaluación parcial escrita, que será el 6 de abril (hay recuperatorio). Lo que NO deben hacer es estudiar de memoria, no es eso lo que evaluaremos, sino su capacidad para discutir y resolver problemas. Tras la última clase del curso será habrá una clase de repaso optativa. El examen final que cubre toda la materia será oral.

Aquí pueden ver un ejemplo de las consignas del parcial, y aquí dos ejemplos de evaluaciones parciales de cursos anteriores.

Para conservar la regularidad deben aprobar el parcial —o el recuperatorio—, tener al menos 75 % de asistencia a clases, y haber cumplido con todas las tareas que les fueron asignadas. Quienes conserven la regularidad, para aprobar el curso, tendrán que dar un examen final oral de toda la materia.


Muy importante

1. Las lecturas

Durante el curso, tendrán que venir a las clases con las lecturas hechas. Si no leen, no podrán aprovechar el curso, pues no damos clases magistrales, sino que tratamos de discutir las cuestiones más relevantes o controvertidas de los distintos temas.

Es decir que las lecturas son obligatorias para las clases, no optativas. La carga de trabajo y los problemas personales no son justificación para no leer. Tengan en cuenta que nosotros carecemos de competencia para “justificar” sus ausencias o incumplimientos por tales motivos. Y esta regla no admite excepciones.

Tenemos un contrato por el cual ustedes deben cumplir con las lecturas y nosotros con dar las clases. Si ustedes no leen no tiene sentido que ustedes y nosotros vengamos a clases, así que la regla es muy simple:

Ustedes leen = nosotros damos clases
Ustedes NO leen = ... 

El curso irá a buen ritmo y las lecturas son muchas. Si algún día no alcanzaron a leer, no traten de ponerse al día. Lean lo de la siguiente clase y solo si tienen tiempo adicional lo demás. No se dejen estar porque la cantidad de material que deberán leer y discutir es muy extensa, y no llegarán a verla unos pocos días antes del parcial.


2. “Con ésta me recibo”

Por obvias razones de imparcialidad de los docentes, tienen absolutamente prohibido poner en nuestro conocimiento que ésta sería su “última materia”.

En primer término, pues ello no sería cierto, porque solo lo sería si la aprobaran. Lo más importante, sin embargo, es el hecho de que tal circunstancia pone demasiada presión sobre nosotros, así que ya saben.


3. Preguntas en clase

Si durante las clases hay algo que no escucharon bien, o que no comprendieron, o que dimos por supuesto erróneamente que lo sabían, nos preguntan inmediatamente. Todos los años repito esto durante todo el curso, y pocas veces expresan sus dudas en clases.

Si no nos equivocamos en clase, no será mucho lo que aprendamos. El curso debe servir, precisamente, para que todos juntos tratemos de encontrar respuestas. Lo peor que les puede pasar es que no sepamos la respuesta, pero para eso estamos. Tienen cuatro meses para equivocarse, hacer preguntas, manifestar sus dudas y aprender. No los desaprovechen por timidez, ninguno de nosotros se molestará por esto. Por el contrario, conocer sus dudas y tratar de encontrar con ustedes posibles respuestas es lo único que le da sentido a nuestro trabajo docente.


Final

Si esto ha sonado muy duro, no era ésa la intención. Ninguno de nosotros quiere desaprobar a nadie. Cada estudiante desaprobado significa, para nosotros, un fracaso. Si bien el curso exigirá mucho esfuerzo de todos nosotros, nuestro mejor resultado sería que todos ustedes aprueben, y con la mejor nota posible. Pero si no cumplen con las tareas y las lecturas, no estarán en condiciones de aprobar el examen final.

Sin embargo, recuerden que las consignas que damos deben respetarse, y sin su participación activa —en clase y fuera de ella—, no aprovecharemos la oportunidad de aprender todos juntos. La idea no es que “zafen”, sino que aprendan y, en especial, que aprendan a aprender.

Buenas noches y buena suerte,

CP (Haciendo propias las palabras de AB)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario