miércoles, 26 de abril de 2017

Un Juicio de Jamones

Hay una frase famosa, que muchos usan para oponerse a los jurados, de un tal Sol Wachtler, ex-juez norteamericano, quien dijo (parafraseando del inglés) “un buen fiscal puede convencer al jurado de condenar a un sándwich de jamón”.

Esta idea reflota cada vez que se habla del tema de los juicios por jurados y es utilizada por sus detractores para justificar su no implementación. “No, que la gente común no sabe”. “No son razonables”. “Son fácilmente manipulables”, “fáciles de convencer”, “predispuestos a condenar”, etc.  Es una frase que parecería, en su simpleza, englobar gran parte de los temores hacia los jurados e incluso justificarlos. A todos nos resultaría repugnante que se condene a un jamón, de la misma manera que se nos hace repugnante la idea de condenar a una persona “porque si”.

Pero el problema, en verdad, es que los anti-jurados no comprenden los jurados. El problema no son los jurados o los jamones o la “falta de fundamentación” de la sentencia o demás criticas. El problema son los operadores de justicia, los que están en contra, que no entienden al jurado.

En este sentido, plantearía una forma distinta de comprender esta frase. No es sobre si el jurado es lo suficientemente “iluminado” o no como para no condenar a un jamón, es sobre entender cómo funciona el juicio por jurados. Si el fiscal logra que el jurado condene a un jamón por homicidio no significa que el jurado es tan ignorante y/o susceptible como para condenar a cualquier cosa, sino que el fiscal entendió las reglas de juego. Comprendió la importancia de la selección del jurado como para asegurarse que en el jurado haya 12 tipos a los que pueda llegar con su relato. Comprendió como dirigirse al jurado como para convencerlos de condenar a un jamón. Comprendió que el juicio por jurados implica mucho más que la simple colocación de 12 personas al lado del juez.

Implica tener que replantearse todo el sistema, toda la forma en la que se lleva una audiencia. Saber como argumentar, como debatir, como transmitir una idea e interpelar al jurado. Como hablar, que lenguaje, a quien mirar, a quien dirigirse, como pararse. Y, capaz lo más importante, como litigar. Y litigar de enserio. Es aquí de donde surgen los problemas del jurado que tanto temor o desconfianza generan en sus opositores. Porque el juicio y su resultado va a ser tan bueno como el litigio de las partes, la capacidad de cada una de interpelar al jurado. Un juicio por jurados con una actuación de las partes mediocres va a tener un resultado mediocre. Un jurado condena a un jamón porque la contraparte, al no estar a la altura, al estar en una desigualdad de condiciones respecto de la acusación producto de su propia deficiencia, “lo dejó”.

El jurado no es idiota, no es bobo. El jurado sabe la diferencia entre un jamón y un homicidio. Lo sabe de la misma manera que el juez. No necesita que le traigan una pericia de 100 fojas sobre lo que es un jamón o que le expliquen que según algún jurista alemán famoso un jamón es tal cosa pero si analizamos etimológicamente la palabra jamón es tal otra. No requiere saber la teoría del jamón o tener una especialización en derecho del jamón para saber que un jamón es un jamón y un homicidio un homicidio.

El problema no está en el jurado sino en el operador de justicia que cree que la discusión sobre el juicio por jurados pasa por acá. Por un temor a que el jurado condene a un jamón (y por eso mejor no implementarlos) en vez de plantearnos seriamente que tan mala debe ser la actuación profesional de la defensa como para que no pueda durante todo el transcurso del juicio convencer a un solo jurado de que pare y piense “momento, estamos hablando de homicidios, no jamones” y poner en dudas el argumento de la acusación.

En todo caso, deberíamos plantearnos de que el “peligro” de condenas irracionables no está en el jurado sino en el mal desempeño de los actores judiciales. Y que ese mismo peligro existe de igual manera en la justicia profesional. 

Es más, hasta podríamos sostener que el jurado es más susceptible a poner en duda sus pre-concepciones sobre los jamones antes que aquél que se cree autoridad máxima en la materia de jamones. Aquél que se arroga la capacidad exclusiva de decir qué es jamón y que es homicidio.


Bue va con un poco de alegorías/color la nota pero la meta es plantear una idea en torno a lo que surgió de la clase del lunes 24/04 y de una discusión posterior. Creo que la discusión cambia cuando uno tiene la posibilidad de presenciar un juicio por jurados, ver como se suscita en la práctica y en base a eso, uno se toma el trabajo de analizar el tema desde dos ópticas: ¿alcanza sólo con la presencia del jurado para solucionar los problemas que vemos a diario en nuestro "juicio ordinario"? y si no es así, si los problemas siguen estando, entonces ¿es problema del jurado o de los operadores de justicia?

Espero que a alguien le guste el planteo y en verdad, si tienen la posibilidad vayan a ver un juicio por jurados en la provincia de Buenos Aires. Es una experiencia que ya de por si es interesantísima pero que se vuelve mucho más rica cuando se le pone este enfoque. Cuando nos damos cuenta que el sólo cambio del sistema no alcanza, que es un cambio que debe abarcar a las instituciones del Poder Judicial y a las personas que se relacionan con él, e incluso a la sociedad en general, para que el juicio por jurados funcione verdaderamente. Sino, solo estamos agregando 12 pobres diablos más que van a sufrir vernos a los profesionales tener una discusión dogmática que nadie entiende al final para terminar condenando jamones. O peor, gente de manera injusta.

- Victoria Bonetto

martes, 25 de abril de 2017

Aviso parroquial: Concurso Nacional Universitario de Litigación Penal

CONCURSO NACIONAL UNIVERSITARIO DE LITIGACIÓN PENAL

Estimados, olvidé pasar en clase este importante aviso parroquial.

Hoy se inauguró el Taller de capacitación universitaria en técnicas de litigación, que apunta (como uno de sus principales objetivos) a seleccionar al equipo que representará a la UBA en la edición 2017 del Concurso Nacional Universitario de Litigación Penal (CNULP), organizado por el Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales (INECIP) y a realizarse en Córdoba.

Se trata de una competencia sobre audiencias de juicios orales simuladas en la que participan equipos de muchas universidades públicas y privadas del país e, incluso, equipos de universidades de otros países latinoamericanos.

El Taller de la UBA está dirigido por los profesores Ángela Ledesma y Alberto Bovino. El capacitador (y entrenador del equipo que representará a la UBA) es Mauro Lopardo, docente de nuestro curso.

Mayor info: acá.

Se recomienda especialmente a los interesados sumarse a esta interesante actividad contactando a Mauro a su mail personal (lo encontrarán en la casilla de Gmail del curso).

Saludos!

CP

lunes, 24 de abril de 2017

Próxima clase: juicio por jurados 2/2

«Hasta donde yo conozco, la formación de un abogado, requisito para ser juez profesional y permanente, no incluye estudios especiales acerca de la reconstrucción de la verdad, paso fundamental que ellos cumplen con el sentido común de una persona razonable, incluso porque así lo quiere la ley (sana crítica racional), esto es, de la misma manera que un ciudadano llamado accidentalmente a administrar justicia»
(JULIO MAIER)


La próxima clase continuaremos analizando el tema "juicio por jurados". Vamos a intentar adentrarnos en tres cuestiones específicas inherentes a un sistema de jurados de tipo clásico y/o que a su luz generan algún tipo de debate:

- Audiencia de voir dire o de selección de jurados (instituto desconocido en los sistemas de jueces permanentes, en el que se debate la conformación de un jurado imparcial).
- Instrucciones del juez al jurado (también desconocido, a través de las que el juez interpreta el derecho y lo explica a los jurados para su aplicación).

- Veredicto sin expresión de motivos y recurso (abordaje que resulta interesante y novedoso pues es habitual que los operadores argentinos no logre comprender en qué consiste un recurso amplio en un sistema de jurados que rinden veredictos sin expresar los motivos de la decisión).

Además de los textos de doctrina, fallos y videos previstos en el cronograma para esta clase, deberán ver los siguientes videos cortitos sobre instrucciones:


- Instrucciones del juez al jurado en Caso "Casey Anthony" (vean los siguientes fragmentos: 1, 2, 14 a 18 y 19 a 23, todos muy cortitos).

viernes, 21 de abril de 2017

Próxima clase: juicio por jurados 1/2

ART. 118 CN: TODOS LOS JUICIOS CRIMINALES ORDINARIOS... 
SE TERMINARÁN POR ¿TRIBUNALES DE JUECES TÉCNICOS PERMANENTES?


La próxima clase comenzaremos a estudiar el tema "juicio por jurados". Destinaremos esa clase a analizar cuestiones generales de modo de reservar la segunda que dedicaremos al tema (la del jueves 27 de abril) al análisis de etapas específicas fundamentales para comprender el funcionamiento de esta modalidad de enjuiciamiento.

Encontrarán el material para la clase distribuido entre la carpeta compartida y la sección "Material en Web" del blog.

Entre el material encontrarán algunos videos (disponibles en "Material en Web"). Verlos atenta y reflexivamente es tan obligatorio como la lectura de los textos, aunque más entretenido.

Luego de leer los textos, lean también estos posts de No Hay Derecho, que son muy gráficos para contextualizar algunos debates actuales originados en la resistencia al sistema:

JURADOS Y BARBARIE VS. JUECES Y CIENCIA

LOS FISCALES BAHIENSES NO SE LLEVAN BIEN CON LOS JURADOS

JURADOS EN BAHÍA BLANCA: DEFENSORES 10 - FISCALES 3

lunes, 17 de abril de 2017

Grupo 12: De la formalidad a la práctica efectiva

El fragmento de la película citada a analizar está vinculado por un sistema de justicia penal cuya matriz de funcionamiento era básicamente la del sistema inquisitivo. En él se puede ver que se realiza un juicio que, a nuestro modo de ver, no es realmente tal, dada la diferencia de poder entre la defensa y el estado, con la promesa de mantener la paz y el orden social.

Entre otras cosas, podemos destacar que esto ocurre por la confusión entre realidad y registro, propia de los sistemas inquisitivos, que nos impide analizar la actividad probatoria en términos de información. Las reglas de prueba, por el contrario, son límites a la búsqueda de la verdad y como tal cumplen exclusivamente una función de garantía, es decir, protegen al ciudadano del eventual abuso de poder en la recolección de información. Ello forma parte del conjunto de instrumentos que debe tener quien cumple una función de adquisición de información, en el caso de los sistemas acusatorios, los fiscales y los defensores.

Lo que demuestra dicho fragmento es el sufrimiento ocasionado y la constatación de la reparación cíclica de viejas prácticas de abuso de principios que hoy se consideran como el núcleo central de un Estado de Derecho y, por ello, han sido consagrados en todos los Pactos Internacionales de Derechos Humanos. Ahora bien, el nivel de adecuación de un sistema procesal a los principios del Estado de Derecho no se mide solamente por la incorporación de esos principios al orden normativo, sino por el grado en que ellos estén garantizados.

Grupo 12
Alfie, Julián
Hall, Tamara
Petrán Sayago, Camila
Varela, Agustín

Qué hacer frente a los femicidios: feminismo vs punitivismo.

Buenas tardes, les comparto dos notas que tocan discusiones sobre algunos de los temas del curso, siendo los que más me interesan a mí los que pongo a continuación (muchas preguntas, pocas respuestas por ahora):

https://notasperiodismopopular.com.ar/2017/04/10/micaela-no-mato-garantismo-mato-machismo/

http://www.revistaanfibia.com/ensayo/la-cautiva/

En primer lugar, coinciden en que la herramienta punitiva no suele ser una forma de resolución de los grandes conflictos sociales, y, agrego, el garantismo tampoco lo es: se trata de una postura frente a la utilización de aquella herramienta ineficaz e irracional. ¿Por dónde debemos encarar, entonces, la búsqueda de soluciones de estas desigualdades y violencias que nos estallan en la cara con pibas en bolsas, mutiladas y violadas? Las notas señalan algunas políticas públicas en concreto. 


En segundo lugar, y especialmente la nota de anfibia, señala cómo se pretende desatar la inflación punitiva a partir de casos sensibles para la sociedad, pero con intereses que no tienen que ver con la resolución o prevención del problema de fondo. Ni siquiera con una crítica profunda al poder judicial que hemos construido. ¿Serviría endurecer las penas y limitar garantías en el marco de una justicia machista y patriarcal? ¿Cuál es la reforma que debemos hacer en realidad?

En tercer lugar, qué hacemos con un violador. Entonces, ¿de nada sirve la herramienta punitiva? Qué oportunidad nos abre tener a un violador en manos del estado. ¿Es posible pensar en que esa persona pueda dejar de "ser un violador"? ¿Es la ejecución de la pena un campo dominado por el derecho penal de autor? ¿Estaría mal o sería útil? Hasta dónde clausuraremos "el fuero interno" para evitar la injerencia del Estado o de la sociedad en él. ¿Creemos que con el principio de reserva de nuestra constitución hemos cerrado toda posibilidad de injerencia en la construcción de nuestras subjetividades? Pensemos en las relaciones de producción, mandatos culturales, desigualdades estructurales, etc. ¿No son una forma de moldear nuestro fuero interno de alguna forma? ¿No podríamos pensar en usar esas herramientas para moldearlas en otro sentido? ¿Qué rol puede tener la pena en este sentido? Ahora bien, deberíamos también precisar (o estudiar para) qué oportunidades NO nos abre disponer del cuerpo y del tiempo del violador. Es decir, racionalizar nuestras estrategias de intervención. 

Por último, pensar otras formas en que la Justicia genera justicia. De la nota de anfibia: "Por eso, si hay algo de justicia en juego, también debe ser una justicia de las interpretaciones y de los modos de pensar: la construcción de una lectura que esté a la altura de esas muchachas que quieren inventar vidas más libres".

Pd1: otra entrevista interesante a una antropóloga argentina sobre el tema: https://radiocut.fm/audiocut/entrevista-a-rita-segato-en-la-inmensa-minoria/



Sofía Fischnaller. 

domingo, 16 de abril de 2017

Siempre hay algo de inquisición


En el fragmento de puede observar cómo "supuestamente" se está en contra de la inquisición pero pareciera que ella sigue presente en ciertos aspectos, dado que en el juicio no se respetan garantías fundamentales de la imputada. A saber, la imparcialidad de los magistrados, la presunción de inocencia. Claramente se trata de un juicio llevado a cabo bajo un sistema inquisitivo disfrazado de un sistema acusatorio para satisfacer los intereses del Estado sin tener en miras los derechos de la acusada ni la víctima ya que no se reconocen las garantías reconocidas por los padres fundadores de la CN.

GRUPO 3:

- Julián Amado
- Félix Ramirez
- Nicolás Mangione
- Nadia Barrios